Nuevo servicio: Psicología Online

Nuevo servicio: Psicología Online

Como habréis podido ver en la web, desde hace unos días tenéis disponible un servicio de psicología online, que incluye tanto la posibilidad de realizar consultas de orientación por teléfono como sesiones de psicoterapia mediante videoconferencia (utilizando el programa Skype).

Psicología online
La decisión de incorporar este nuevo formato de sesiones a mi cartera de servicios no es sólo un intento de apostar por la innovación tecnológica, sino una forma de utilizar un recurso accesible para un gran número de personas (como son los programas de llamadas y videoconferencias desde el ordenadaor), ofreciendo así la posibilidad a aquellos que no pueden acudir a consultas presenciales de recibir una atención psicológica personalizada con las mismas garantías de calidad y de buen trato que el resto de pacientes con los que estoy trabajando. Y es que existen numerosos estudios científicos que legitiman la psicoterapia online como una actividad terapéutica eficaz  (en algunos la sitúan al mismo nivel que la presencial). Si estás interesado en más información sobre estudios de eficacia, puedes descargarte este artículo (en inglés).

Mi recomendación, siempre que sea posible, es que como primera opción se acuda a una primera entrevista presencial para poder hablar cara a cara sobre el problema y así elaborar una propuesta de intervención, pero debemos ser conscientes de que esto no siempre es posible: la distancia geográfica, disponer de poco tiempo para acudir a las citas, las limitaciones físicas o psicológicas que complican los desplazamientos o simplemente salir de casa. Ahora estas limitaciones ya no tienen por qué serlo y gracias a la tecnología tampoco tienen por qué imposibilitar realizar una consulta con un profesional especializado en el campo de la salud mental.

Uso del email en la psicología onlineEn las consultas de psicología online no es posible implementar todos los recursos que se ponen en marcha en una consulta presencial (por ejemplo aquellos con los que trabajar de forma más directa la parte emocional sin tanta mediación verbal, como las técnicas psicodramáticas), por lo que el tipo de “atención online” se adapta a las características del medio y requiere servirse de otros instrumentos (el correo electrónico) a la hora de proporcionar material y supervisión para las tareas a realizar entre sesiones.

Las tareas y ejercicios para realizar entre consulta y consulta siguen siendo igual de relevantes que en las consultas “cara a cara”.

 

Para terminar, me gustaría hacerlo con una cita del artículo que Cactus Comunicación, empresa asturiana de Comunicación Digital, me dedicó en relación a la presentación de este servicio de psicología online:


Si nuestros clientes son online, nosotros debemos serlo también.
Cactus Comunicación